Selecciona un Destino
Cuartos: 1

FIESTAS Y TRADICIONES

Pirotecnia

La pirotecnia, es otro de los elementos que como es del conocimiento su origen está relacionado con la invención de la pólvora  en China, y que los mexicanos hemos adoptado e incorporado por sus diversas reacciones (explosivas, chispas, humos o llamas, etc.), en la  celebración de las diferentes festividades cívicas, religiosas, artísticas, etc. En México existen varios lugares reconocidos por la elaboración de este trabajo, por ejemplo: Tultepec, Zumpango y Tlalchichilpan estado de México.

En nuestra entidad guerrerense existen pueblos famosos que realizan este trabajo, haciendo verdaderas obras de arte a través de la pirotecnia. De entre estos destacan Tixtla de Guerrero, Apango (Mártir de Cuilapan), Tlapehuala, Cochoapa (Ometepec), Acapetlahuaya (Gral. Canuto A Neri), Tenamazapa (Tlacoapa),  y Potoichán (Copanatoyac), Chiepetlán en el municipio de Tlapa; de manera manual preparan la pólvora para elaborar cohetes, cámaras, cohetones, bombas, toritos, castillos, etc.

Estos fuegos pirotécnicos forman parte de ese sincretismo religioso que la población ha considerado importante en las festividades religiosas, porque son los que le dan alegría, lucidez  y realce a la festividad del “pueblo”. La pirotecnia es empleada de la siguiente manera: los cohetes son los más utilizados por la mayoría de las comunidades, desde que inicia la novena, rosario o rezos del “santo festejado”; y sobre todo cuando es el mero día de la fiesta, desde la madrugada, se oyen las explosiones de cohetes y  cámaras, anunciando que el pueblo está de fiesta.

Los toritos con luces de colores es otro producto explosivo que como su nombre lo indica, es elaborado con vara o carrizo, cartón o petate, en forma de toro que por dentro de este armazón esta hueco, en donde la persona  mete la cabeza y es agarrado con las manos para hacer los movimientos y bailar al compás de la  música (melodía especial de cada lugar).

Otro dispositivo que contiene  efectos visuales, sonoros y explosivos son los castillos, que  en la mayoría de las comunidades los queman en la víspera o en el mero día del “santo festejado”; el que utilizan es el  castillo tradicional, el que por base lleva un morillo y cuadros o cajones de vara o carrizo.

Generalmente, estos fuegos artificiales son quemados por la noche, y después de ello se prosigue para concluir la festividad con el baile popular. Esta tradición  pirotécnica está muy arraigada, sin ella,  se dice que la fiesta no estuvo “buena” o  bonita;  es por ello que en algunos lugares la población se compromete a cooperar para comprarlos. En lugares donde no se realiza este trabajo los traen de otras regiones o estados como es el caso del famoso lugar de Tultepec, estado de México.

Los Jaripeos

Otro de los elementos sociales que esta ligado a las fiestas religiosas o ferias regionales, es el jaripeo  o la corrida de toros. “Una corrida de toros nunca se realiza de manera aislada, porque ésta es una de las distracciones que se integra de una forma global a los festejos religiosos de una comunidad a excepción de las ferias comerciales actuales. Conforma un conjunto de elementos que posibilitan la asistencia de un buen número de gente por diversos motivos: los puestos, la mercancía, la comida, las artesanías, objetos de trabajo (machetes, sombreros, etc.), bienes suntuarios, golosinas, los bailes,  las misas, las danzas, las peregrinaciones, etc., que encumbran el comercio regional y las relaciones interétnicas o inter-comunidades”.

“La existencia de un jaripeo requiere necesariamente de la presencia de 5 a 10 toros que se “juegan durante una tarde (para las tardes posteriores se consiguen toros diferentes), la contratación de una palomilla” (grupo de jinetes y toreros), la música de viento o de chile frito, los ayudantes (los que están en la entrada del toril, los que acarrean el ganado, los que los lazan y los tiran y, los que después de las “jugadas” los dirigen de regreso a los lugares de origen o donde aposentan),  los espectadores y toda una comitiva que se encarga de organizar el evento general” .  Un aspecto que se incorpora recientemente es la presencia de un narrador o “cronista”, personaje que además de dar los pormenores de la monta, ameniza y le da un carácter alegre a la fiesta.

Los jaripeos son uno de los tantos espectáculos que están ligados a las fiestas patronales, regularmente en donde existen zonas ganaderas como la región Norte, Centro, Tierra Caliente, Costa Grande y Costa Chica.

En la región de la Montaña los jaripeos tienen un significado comunitario, ya que “las corridas” la organizan con ganado de la misma comunidad o algún lugar vecino que es el invitado precisamente para llevar los toros que serán montados.

De entre los cargos comunitarios para los jaripeos se nombran los padrinos de corral, encargados de convocar a los hombres del pueblo para que acarren la madera y construyan el corral; también se nombran los padrinos de “ponche”, estos preparan “el ponche” o “caliente” que reparten de  manera gratuita a toda la gente que asiste al jaripeo; y finalmente también las autoridades nombran a las madrinas que llevan los regalos que son entregados a los montadores que llegan a dominar el toro durante la monta.

Carreras de Caballos

Durante la conquista de los españoles a tierras mexicanas, dejaron una serie de expresiones propias de la religión que con el tiempo se adoptaron como costumbres, una de ellas es la tradicional fiesta en honor a Santiago apóstol, en diferentes comunidades del estado de Guerrero se llevan a cabo festividades para venerar a esta imagen.

Esta fiesta la celebran con diversas actividades, una de ellas son las carreras de caballos, donde los jinetes o montadores hacen competencias para ver quien es el mejor montador, para esto los organizadores buscan las madrinas quienes se encargan de dar los premios; en algunas comunidades de la  Costa Chica las carreras de caballos las realizan arrancándole, la cabeza al gallo o gato vivo, este lo cuelgan a media calle;  el gallo enterrado únicamente le sobresale la cabeza el cual los jinetes lo alcanzaran hasta sacarlo; también organizan  carreras de caballos, simplemente para apostar que sin festejar algún acontecimiento obtienen algún pago. En Zapotitlán Tablas región de la Montaña, en la fiesta del Señor Santiago organizan la carrera de cintas y el gallo despescuezado.