Selecciona un Destino
Cuartos: 1

FIESTAS Y TRADICIONES

Peleas de Gallos

“Espectáculo antiquísimo que se remonta a los tiempos  en que florecieron las grandes civilizaciones.  Se considera que las primeras peleas de gallos organizadas por el hombre se efectuaron en la India, de ahí pasaron a China, de donde se esparcieron por todo el mundo  llevadas por los viajeros orientales y de otras partes; en lo que respecta a nuestro  continente americano fueron introducidas por los españoles.

Según datos obtenidos, la primera pelea de gallos que hubo en México se realizó el sábado de gloria de 1519, después de la misa de gloria y teniendo como escenario la playa que se extiende en Veracruz frente a San Juan de Ulúa.

Desde que se realizó aquella primera pelea en Veracruz, la afición por los gallos ha sido permanente, extendiéndose por el territorio nacional. El arraigo en  el gusto de los gallos de la gente se da sin distinción de nivel económico o cultural”.  

En la actualidad  este espectáculo se encuentra fuertemente arraigado en el gusto de muchos  guerrerense, convirtiéndose como parte de la tradición en los festejos religiosos, en donde “los galleros” preparan previamente a sus aves para ganar el combate.  En algunos lugares la organización de las peleas, está a cargo de  personas que integran las mayordomías religiosas, los cuales nombran a un comité que se encarga de organizar las “peleas de compromiso”. Un  mes antes de la festividad, las personas que tienen gallos aptos  para la pelea, acuden con el comité para que los apoyen con recursos económicos  y sufragar los gastos generados en alimentos, vitaminas y entrenamiento del gallo, además el día de la pelea el comité  le apuesta una cierta cantidad al gallo registrado con anterioridad y el público asistente puede apostar según su criterio.

El día de la pelea, también pueden participar gallos que no se registraron en el comité religioso, solo que la persona que lo representa debe depositar su apuesta en efectivo, asimismo  puede participar las personas del público asistente.

Al término de la pelea, el gallo que logre sobrevivir es el ganador, llevándose todo el recurso económico de la apuesta, el dinero es repartido al doble de la cantidad que apostó cada persona. En algunas ocasiones existen conflictos entre los contrincantes, ya  que no reconocen al representante del gallo como triunfante y llegan a enfrentamientos, hasta cometen homicidios, debido a ello en algunos municipios las autoridades municipales han prohibido realizar este tipo de eventos. 

Las  personas que quieren presenciar las peleas, tienen que pagar al comité el acceso, ya que este evento se lleva a cabo en lugares improvisados cerrados y se requiere para su celebración un permiso por  escrito, expedido por la autoridad municipal. En su interior venden cerveza, cigarros, y antojitos. Las ganancias obtenidas por las ventas y entradas son para cubrir parte de los gastos generados durante la festividad.

Vestimenta Tradicional en las Fiestas

Cada ciudad, pueblo, comunidad o barrio tiene una estructura étnica, social, histórica, cultural y económica, que por costumbre y tradición sus habitantes realizan una serie de festejos religiosos con diferentes características muy propias que identifica a los grupos nahua, mixteco, tlapaneco y amuzgo. Uno de los aspectos culturales de estas celebraciones, en el caso de las mujeres y los hombres, es que conservan aún su vestimenta típica que las lucen en las fiestas populares.

La mujer amuzga cuando  luce su traje tradicional,  utiliza el huipil de acuerdo a las fechas y al acontecimiento; por ejemplo, los tonos negros los utiliza en sepelios, días de muertos y la fecha movible del viernes santo o de la pasión de Cristo;  los tonos blancos los porta, tanto en el hombre como la mujer para las bodas tradicionales, sin una fecha específica. Los tonos coloridos sobresalen en los trajes de gala para las restantes fiestas patronales como san Sebastián, Santiago apóstol y san Miguel arcángel que son las festividades de más relevancia. Algo similar sucede para las fiestas importantes de la región mixteca.

El traje de acateca se luce en Zitlala y Acatlán en las fiestas más relevantes, sobre todo los días 2 y 3 de mayo durante la petición de lluvias en el cerro del Cruzco, y el día 5 del mismo mes en la pelea de tigres, y muy esporádicamente el 12 de diciembre durante la celebración a la virgen de Guadalupe.

Ferias

Las ferias se pueden considerar dentro del marco económico; sin embargo son importantes por la interrelación cultural y económica que se entreteje durante su desarrollo. En el Estado podemos mencionar algunas de las más importantes que se celebran durante el trascurso del año. La feria de navidad y año nuevo en Chilpancingo celebrada en los últimos días de diciembre y primeros de enero de cada año; la feria de la Candelaria en la ciudad de Zumpango del Río, municipio de Lic. Eduardo Neri; la feria de la bandera que se lleva a cabo en la ciudad de Iguala de la Independencia en el marco de la celebración del día de la bandera; la feria del tercer viernes en Xalpatlahuac en la región de la Montaña; en Arcelia en el mes de enero se hace una feria comercial al igual que en Ajuchitlán del Progreso y san Antonio de las Huertas, municipio de Tlapehuala se hacen las ferias del mango en los tiempos de la semana santa, aunque no enmarcada en esta festividad; en Tlapehuala en el mes de noviembre se realiza la feria del sombrero y en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato en este mismo mes se desarrolla la Expo Agrícola ganadera y en san Lucas, Michoacán en febrero se celebra una feria religiosa donde interactúan  los calentanos de Guerrero, Michoacán y Estado de México.

En  Acapetlahuaya, municipio de Gral. Canuto A. Neri se lleva a cabo la feria del atole el 20 de noviembre y en los meses de octubre o noviembre en Ixcapuzalco, municipio de Pedro Asencio se hace la feria del queso. En Taxco de Alarcón se hace la feria de la plata. De acuerdo a la información es en las regiones Centro, Norte y Tierra Caliente donde se llevan a cabo las ferias comerciales. Aunque en la región de la Montaña en los municipios de Alpuyeca y Huamuxtitlán se llevaba a cabo la feria del mamey, no obstante en la actualidad no tenemos conocimiento si se continúa haciendo; para la Costa Grande en Atoyac de Álvarez se realiza la feria del café en el marco de la semana santa.

Fiestas Cívicas

Las fiestas cívicas más importantes que se celebran en nuestro Estado son las del 15 y 16 de septiembre, en comunidades como Maxela, municipio de Tepecoacuilco, en la región Norte. En Coaxtlahuacán, municipio de Mochitlán en la región Centro se escenifica ese acontecimiento histórico. Otras comunidades como Tlacuitlapa, Coatepec Costales del municipio de Teloloapan en la región norte también se hacen estas representaciones al igual que Chilacachapa, municipio Cuetzala del Progreso se hace una representación teatral durante los días del 8 al 12 de octubre de cada año. En este lugar la festividad se hace en grande y asisten ciudadanos de las comunidades circunvecinas. Se realiza la escenificación del grito de Dolores, la aprehensión de los héroes de la independencia, y los enfrentamientos entre los ejércitos realistas e insurgentes, para ello seleccionan a las señoritas que representan a la Josefa y a las Américas, así como a los hombres que representan a Hidalgo, Allende, Aldama y Armijo entre otros; en las demás comunidades visten también a la Josefa  y a los diversos personajes de la independencia, todos ellos montados a caballo.

Es importante destacar que las fiestas cívicas están relacionadas con la celebración de un acontecimiento o hecho histórico que la comunidad retoma y la integra en su calendario festivo, la característica